Como escribir una carta de renuncia

Como escribir una carta de renuncia

renunciar de forma voluntaria a un empleo supone la prosecución de nuevos objetivos en tu carrera, el comienzo de una nueva etapa profesional y, habitualmente, asimismo personal. Para esto, se usa la carta de renuncia, un documento que comunica de forma formal el cese voluntario de la actividad de un trabajador en la compañía y la resolución de terminar su contrato laboral por los diferentes motivos expuestos.

Se debe comunicar la renuncia voluntaria de la forma más educada y cortés que resulte posible. Asimismo debe escribirse y mandarse tras dar notificación anterior a recursos humanos o a los representantes de la compañía.

Ahora, vamos a ver por qué es tan esencial y cuál es la mejor forma de redactarla.

La función y peculiaridades de una carta de renuncia


Las funciones y peculiaridades más esenciales de una carta de renuncia son las que se describen a continuación:

  • Detalla cuál es el motivo de la renuncia del trabajador y cuáles son las causas para llegar a dicha resolución, siempre y cuando el empleado desee compartir con detalle los motivos concretos.
  • Es una comunicación educada, específica y profesional sobre su renuncia voluntaria a proseguir trabajando en la compañía.
  • Es una prueba reportaje que sirve a las dos partes, tanto trabajador como empresa, en el momento de administrar movimientos de plantilla por el departamento de recursos humanos, como contar con de una referencia archivada del cese del empleado y sus motivos.
  • Ayuda a la compañía a prever la contratación de nuevos trabajadores o el movimiento de empleados entre diferentes departamentos, como administrar ascensos y reestructuraciones.
  • Detalla el último día de trabajo efectivo en la compañía y los pasos que se van a tomar los días anteriores al fin, las labores a efectuar o cualquier otra actividad que sea precisa, incluyendo instrucciones o capacitación que se va a dar al trabajador que lo reemplace.


Para finalizar y no menos esencial, muestra el compromiso, la voluntad y la cortesía de una persona en el momento de comunicarse eficazmente en un ambiente profesional y asimismo personal.

Recomendaciones para redactar una buena carta de renuncia


Es tan esencial el formato de la carta de renuncia como su contenido. La presentación y el contenido de la carta de renuncia traducen el compromiso del trabajador para comprenderse con sus superiores y sus colegas al acabar una relación laboral.

Por ende, es preciso tener en consideración múltiples puntos para formalizar la carta de renuncia.

Empieza la comunicación ya antes de la redacción


El los pies en el suelo afirma que es preciso comenzar una comunicación anterior con la compañía a fin de que el trabajador pueda exponer sus motivos, sus deseos y de qué forma llegar al cese de la actividad entre las dos unas partes de forma formal y ordenada. Dar una carta de renuncia voluntaria sin haber dado un preaviso a la compañía puede considerarse demasiado directo. En una gran parte de los casos, un aviso de un mínimo de quince días es buen punto de inicio y en ciertas etnias, supone el mínimo legal para informar del fin de una relación laboral. En cualquier caso y si bien el marco legal no especifique este mínimo, el trabajador va a deber ofrecer el tiempo preciso a la compañía a fin de que pueda ajustar la plantilla de forma ordenada.

Piensa por adelantado en lo que deseas comunicar


Escribir una carta de renuncia laboral resultará más simple si conoces anteriormente la información que quieres trasmitir. Ten presente los motivos y las razones que deseas trasmitir como empleado y de qué manera deseas que ese mensaje llegue a la compañía. En estos casos, es fácil ponerse en el sitio de la persona que va a recibir el documento e imaginarse con qué lenguaje y estructura te agradaría que reciba tus motivos. En caso de que consideres tus motivos demasiado personales para compartirlos con la compañía, procura hacer un resumen con aquellos puntos que sí consideres apropiados compartir. Ante todo, procura sostener la integridad personal con una comunicación que sea honesta.

Se breve, claro y agradecido


De la misma manera que en otro aspecto de tu vida personal, en una carta de renuncia, el contenido es tan esencial como la manera de comunicarlo. En este sentido, la redacción precisará ser breve y clara, para decir precisamente lo que deseas trasmitir y no inducir a equívocos ni fallos debido a una comunicación abstracta. Asimismo, va a ser posible incorporar un factor de agradecimiento por el buen trato o por el tiempo y paciencia precisos en esta situación. Puesto que depende en primera instancia de la relación laboral concreta de cada empleado, este último punto puede cambiar en su forma.

También puedes leer: Como llenar una carta poder

Que debe de llevar una carta de renuncia


Una vez hayas sobre aviso anteriormente a la compañía sobre tu pretensión de cesar su actividad laboral y hayas pensado en lo que deseas compartir, va a llegar el instante de articular el contenido y el formato de tu carta de renuncia. A su vez, asimismo puedes preguntar con tu representante o con el departamento de recursos humanos para poder ver si precisas proseguir algún procedimiento concreto que ignores.

Para escribir una buena carta de renuncia, ten presente la próxima estructura:

  1. Fecha y datos personales: Si no mandarás la carta por e-mail va a ser recomendable agregar la data en la parte superior del documento. De lo contrario, un e mail ya incluye la data de envío del documento. Sea como fuere, es preferible añadir la data con independencia de si la carta de renuncia se va a mandar por un medio digital o no.
  2. Información del receptor: Más tarde, agrega los datos del receptor, que en un caso así incluyen tanto a tu empresa como al representante al que está dirigida la carta de renuncia, si bien este último asimismo podría aparecer solamente en el saludo.
  3. Saludo formal: Una carta de renuncia es algo formal, por lo que el léxico y el estilo asimismo han de ser formales, aun si la compañía te conoce desde hace muchos años y tienen una relación genial y próxima. Evita los coloquialismos y las expresiones más informales dentro de lo posible. Dirígete a tu receptor con un saludo formal que incluya su título profesional.
  4. Primer parágrafo, deseo de renuncia: El primer parágrafo va a ser directo y sucinto, detallando que quieres cesar tu actividad laboral y que esta carta va a funcionar como la comunicación formal de este propósito. Se breve. La explicación va a venir en los próximos parágrafos.
  5. Segundo parágrafo, motivos de la renuncia: En este segundo parágrafo va a ser recomendable especificar los motivos de tu renuncia y las causas que la han motivado, compartiendo aquella información que estimes apropiada. Agrega asimismo cuál va a ser tu último día de trabajo efectivo en la compañía y las actividades que efectuarás hasta exactamente el mismo. De esta forma, la compañía va a tener claro cuál va a ser tu cometido hasta el último día.
  6. Tercer parágrafo, agradecimiento y detalles adicionales: este parágrafo habrá de ser breve y contener un agradecimiento a la compañía de la forma que estimes más oportuna y ofrecer algún detalle auxiliar, por servirnos de un ejemplo, comunicar tu predisposición a efectuar cambios hasta concluir tu actividad o a formar a quien tome tu puesto, si aplica.
  7. Despedida, firma y procedimiento de contacto: despídete con otro saludo formal, firma la carta a data de tu redacción y detalla el procedimiento de contacto que te sea más recomendable.

como hacer mi carta de renuncia


Ahora que sabes qué información incluir en tu carta de renuncia, acá te dejamos una plantilla que puedes usar para redactar la tuya:


Nombre completo

Cargo actual

Nombre de la empresa

Tu dirección

Correo electrónico

Fecha de renuncia

Estimado [Nombre y puesto de jefe directo],

Le escribo para informarle que renuncio a mi puesto de trabajo como [Título del puesto] para [Nombre de la empresa], con efecto a partir de [Fecha].

Aprecio las oportunidades que se me brindaron [Nombre de la empresa] y estoy muy agradecido por todo lo que aprendí durante el tiempo que laboré con ustedes. He disfrutado formar parte de su organización y me siento orgulloso de haber trabajado junto a un equipo tan valioso.

Si puedo ayudar en algo durante el periodo de transición, o si quieren mi apoyo para formar a la persona que me va a sustituir, por favor, háganmelo saber.

Les deseo lo mejor, y si necesitan ponerse en contacto conmigo en el futuro, mi dirección de correo electrónico es [Tu dirección de correo electrónico].

Atentamente,

[Tu firma]

[Tu nombre completo]


Recuerda que renunciar no tiene por qué ser una experiencia negativa. Si prosigues los pasos y consejos de este artículo, vas a poder renunciar de forma profesional con una carta afable y bien escrita a fin de que pases a tu próximo trabajo a sabiendas de que hiciste las cosas bien.

Buena suerte con tu proceso de renuncia y, si ya tienes un nuevo trabajo, ¡felicitaciones!